martes, 29 de mayo de 2012

POSTURA DEL LEÑADOR

 
 
 
El Leñador
Nos colocamos de pie con las piernas abiertas y ligeramente flexionadas. Tomando una inspiración profunda, levantamos los brazos curvando suavemente la espalda hacia atras, juntando las manos en un puño y con los brazos estirados por encima de la cabeza. A continuación, doblamos el cuerpo bajando la espalda y la cabeza, y metiendo los brazos entre las piernas, mientras repetimos el sonido "ah!". Usamos tanta fuerza y poder como nos sea posible. Repetimos el ejercicio unas diez veces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario